Concurso por el mes Aniversario

domingo, 29 de julio de 2012

¿QUÉ ES LA FLEBITIS?


LA FLEBITIS, o inflamación de las venas, puede tener varias causas, incluyendo la irritación de las venas provocada por un cuerpo extraño o medicación irritante, la lesión de la pared vascular provocada por un catéter o una infección relacionada con la contaminación bacteriana de un sistema intravenoso.
La flebitis mecánica, el tipo más común, puede ocurrir cuando hay un catéter de gran calibre insertado en una vena pequeña, por un traumatismo durante la inserción de un catéter o por el movimiento del catéter dentro de la vena por fijación inadecuada del mismo.
La flebitis química puede estar provocada por los fármacos o los líquidos irritantes que son o demasiado ácidos o demasiado alcalinos (pH menor de 5 o mayor de 9), y por soluciones hipertónicas (con osmolaridad superior a 500 mOsm/l). También puede desarrollarse cuando la solución del preparado para la piel no se deja secar antes de la venopunción, arrastrándolo hacia el interior de la vena.
La flebitis bacteriana está provocada por la contaminación del sistema intravenoso durante la inserción o la manipulación del catéter, o puede deberse a una escasa antisepsis de la piel.

Observación del interior
Cuando inserte un catéter en una vena estará lesionando inevitablemente algunas de las células endoteliales que rodean la vena. Si el catéter permanece en su sitio durante un período largo de tiempo, especialmente si la perfusión es irritante, el mecanismo normal de defensa puede volverse patológico, resultando en flebitis. (Según las guías de los Centres for Disease Control and Prevention, éste es el motivo por el cual un catéter periférico no debería permanecer insertado más de 96 h en adultos.)
Cuando retire un catéter puede que observe pus (señal de infección) en el punto de punción. Aun cuando el paciente no presente otros signos y síntomas de infección sistémica (como fiebre o escalofríos), envíe una muestra para cultivo. El paciente puede precisar desbridamiento quirúrgico o resección de la vena, dependiendo de la extensión de la lesión.
La flebitis puede evolucionar hacia otras complicaciones serias, como la septicemia o la endocarditis. Y debido a que la flebitis implica tener lesionada la pared de la vena, el paciente también estará en riesgo de formación de trombos que puede derivar en una tromboflebitis, una trombosis venosa profunda o un embolismo pulmonar.
Para prevenir la flebitis y sus peligrosas complicaciones, lleve a cabo un control intensivo para detectar problemas en cualquier paciente portador de un dispositivo intravenoso. El primer síntoma de flebitis puede ser la molestia experimentada en el punto de inserción o a lo largo de la vena canalizada. Pídale al paciente que le avise si siente molestias en la zona de inserción del catéter. Si no se puede comunicar, busque las pistas que puede presentar su paciente, como apartar la extremidad o las muecas expresadas cuando palpa la zona durante las valoraciones rutinarias. Valore otros signos de flebitis, incluyendo el eritema y el calor en la zona de inserción. Si la flebitis progresa, observará enrojecimiento y calor por encima de la zona de venopunción, edema en la extremidad, un cordón palpable a lo largo de la ruta venosa y febrícula.

Solucionar los problemas
Retire el catéter lo antes posible, cualquiera que sea la causa de la flebitis. Notifíquelo al  médico y escriba lo sucedido en el cuaderno de enfermería. Controle los signos vitales del paciente y la zona de la punción, y aplique una compresa húmeda caliente sobre la zona afectada tal y como se habrá pautado. El  mejor tratamiento es la aplicación continuada de paños calientes durante más de 72 h, junto con la administración de agentes antiinflamatorios no esteroideos orales.
Informe de la flebitis como efecto adverso en el paciente. Documente todos los casos sospechados de flebitis utilizando la escala de la Infusion Nurses Society (vea el cuadro anexo Clasificación de la flebitis) o siga los protocolos de su hospital. Continúe controlando la zona hasta que los signos y síntomas de la flebitis hayan desaparecido.
Puede prevenir muchos casos de flebitis escogiendo la zona más apropiada para la inserción del catéter, así como el sistema intravenoso y la técnica de fijación más adecuada. Administre las soluciones irritantes por una vía central y no por una vía periférica. Consulte los libros de farmacología o pregúntele al farmacéutico siempre que tenga dudas de cómo administrar de forma segura un medicamento.

Clasificación de la flebitis
La Infusion Nurse Society cita los siguientes  criterios clínicos para clasificar la flebitis:
Puntuación
Observaciones
0
Asintomática.
1
Eritema con o sin dolor en la zona  del acceso.
2
Dolores en la zona del acceso con eritema o edema.
3
Dolores en la zona del acceso con eritema, formación de estrías o cordón venoso palpable.
4
Dolores en la zona del acceso con eritema, formación de estrías, cordón venoso palpable de más de 2,5 cm de largo, o secreción purulenta.

Fuente: Kelli Rosenthal, PROCEDIMIENTO INTRAVENOSO  - CUANDO APARECE LA FLEBITIS.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mira Nuestros videos